Evolución conceptual y administrativa de la Inclusión Social en Galicia

Por Santiago González Avión (Sociólogo experto en Exclusión Social en Galicia)

En la actualidad entendemos la pobreza como ausencia de recursos económicos y la exclusión social como un proceso social de expulsión parcial o total de personas que viven en una determinada sociedad. En el primer caso, se trata de un concepto económico. En el segundo caso, de un proceso social (y de los resultados de ese proceso). Ambas cuestiones, pobreza y exclusión, aparecen íntimamente relacionadas, por lo que suelen presentarse conjuntamente, tanto en los análisis como en las medidas de abordaje y de mejora de las condiciones de vida de las personas y colectivos afectados. Pero, al mismo tiempo, existe una coincidencia clara de que ambas cuestiones son diferentes en su óptica, en su alcance y en las formas de intervención que pueden dar resultados de cohesión social.

Sin embargo, el concepto de exclusión social (y su correlato positivo de inclusión social) son relativamente recientes, bien desde el punto de vista conceptual, bien desde la perspectiva del desarrollo de mecanismos de abordaje para esta problemática. De hecho, se considera que es la sociología francesa de los años ’80 del pasado siglo XX quien introduce la reflexión sobre la exclusión social; y que es la evaluación del Programa Pobreza de la Comunidad Económica Europea (actualmente Unión Europea) quien introduce la lucha contra la exclusión social en la práctica administrativa la finales de los años ’80 y, especialmente, en los años ’90, culminando con la elaboración de Planes Nacionales de Inclusión Social.

En Galicia, debemos diferenciar dos fases bien definidas: el marco anterior a 2001, fecha de la aprobación del I Plan de Inclusión Social de Galicia, y el desarrollo posterior (que, hasta la actualidad, está articulado en el I Plan de Inclusión Social de Galicia y el II Plan de Inclusión Social de Galicia). Aunque el término “Inclusión Social’ aparece ya en la Ley 9/1991, no será hasta la redacción del I Plan de Inclusión cuando comience a dibujarse la diferencia conceptual, que se consolida en el diagnóstico que acerca el II Plan de Inclusión Social (aunque este no ofrece aún una definición de exclusión / inclusión social). Durante la primera fase de desarrollo de esta diferencia, existe la conciencia de que el problema es la pobreza, mientras que la inclusión consiste en la lucha contra la pobreza y el resto de factores que lleva asociada. Progresivamente, va quedando claro que el problema de la pobreza debe ser abordado por políticas económicas, tanto de desarrollo como de distribución, mientras que el problema de la inclusión afecta a las dinámicas de las personas y colectivos que tienden a ser expulsadas de la sociedad.

Marco anterior a 2001

  • Ley 9/1991 de Medidas Básicas de Inclusión Social

La Ley 9/1991 de Medidas Básicas de Inclusión Social es la primera ley que regula la existencia de una Renta de Inclusión Social de Galicia (RISGA). Del lado de la terminología tradicional de pobreza y marginación, aparece la dialéctica entre exclusión e inclusión social, ofreciendo un marco plenamente actual de interpretación de los fenómenos interrelacionados de escasez de recursos y de dinámicas que expulsan a las personas a cara descubierta a fuera de la corriente principal de una sociedad.

  • Ley 4/1993 de Servicios Sociales de Galicia

Si la Ley de Inclusión ofrecía un marco mixto, entre las interpretaciones tradicionales de pobreza y marginación y la emergencia de los conceptos de inclusión y exclusión, la Ley de Servicios Sociales de Galicia de 1993 también sorprende vista en una perspectiva de veinte años, por la consideración amplia del sujeto de los derechos sociales. La Ley 4/1993 de Servicios Sociales de Galicia ofrece una visión de que la pobreza es la base de las situaciones de dificultad social que pueden existir entre nosotros/as, y que la solución está en la activación social contando con apoyo público, tanto en las políticas de rentas como en la prestación de servicios personales, aunque este ámbito está más relacionado con las situaciones de limitaciones personales que con la escasez de renta.

  • Informe Extraordinario del Defensor del Pueblo sobre “Discriminación, marginación y exclusión social en Galicia” (1998)

Este informe que analiza las diferentes maneras de marginación y exclusión social en Galicia se elaboró con motivo de haber sido declarado el año 1997, por la Unión Europea, como Año Europeo contra el Racismo, la Xenofobia, el Antisemitismo y demás maneras de discriminación.

A partir de 2001

  • I Plan Gallego de Inclusión Social 2001 – 2006

Si el informe del Valedor do Pobo creó las condiciones para la redacción del 1º Plan Gallego de Inclusión Social, este se convirtió enseguida en la auténtica referencia para la interpretación de los fenómenos de la pobreza y de la exclusión y para la intervención para la inclusión social en Galicia. Catorce años después de su redacción, lejos de perder actualidad, fue ganando en consenso alrededor de su análisis y de sus propuestas de intervención.

Las claves fundamentales que utilizaba el plan, continúan vigentes en la actualidad: la pretensión de dotar a la inclusión social de un marco estratégico, la identificación de colectivos susceptibles de participar en ese marco, el establecimiento de objetivos para las personas, para las entidades sociales y para las políticas públicas serán recogidas con posterioridad en la Ley de Servicios sociales de 2008 y en la Ley de Inclusión de 2013. La metodología de la inclusión social activa, matizada por la necesidad de complementar esa óptica con la de atención a la diversidad y compensación de las desigualdades continuarán siendo directrices importantes en el II Plan de Inclusión Social de Galicia. La formación de equipos de inclusión relacionados con un territorio y que tienen como misión contribuir al desarrollo social de ese territorio también estarán presentes en los futuros documentos de carácter estratégico. El establecimiento de objetivos con un grado de concreción suficiente para permitir su cuantificación y evaluación en el marco de las directrices del Fondo Social Europeo constituyen una base para la mejora continua de los servicios de inclusión y para dotarse de medidas de evaluación – programación de largo recorrido.

  • II Plan de Inclusión Social de Galicia

El II Plan de Inclusión Social de Galicia, como dijimos, recoge el modelo anterior, con el objetivo explícito de mejorarlo: “con la finalidad de modernizar y potenciar el modelo social gallego”. Se trata de construir una estrategia de inclusión tomando como base la actuación precedente.

Acaso, el elemento que se percibe como más novedoso es el hecho de dotarse de un mecanismo de intervención participado por la Administración Local y la Autonómica con el objetivo declarado de reforzar la intervención a favor de la inclusión social activa en los territorios con mayores dificultades, aquellos a los que la intervención no llegaba durante el período anterior, con una centralidad de las provincias y en las ciudades, dejando amplios territorios rurales con una cobertura deficiente o, simplemente, sin ningún tipo de cobertura.

La Estrategia de Inclusión social de Galicia 2014 – 2020

Esta Estrategia constituye un marco integrado de intervenciones orientadas a responder de manera efectiva y coordinada a las situaciones personales y familiares de vulnerabilidad, pobreza y exclusión social, y procurar los apoyos precisos para que las personas destinatarias consigan su inclusión social y laboral.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>